La importancia de las glándulas salivales

¿Alguna vez te has preguntado para que sirve la saliva y las glándulas salivales? Si tienes curiosidad por saber la función de estas glándulas y del líquido que producen te recomendamos este artículo.

En ClínicaBCN te explicamos, a continuación, la importancia de las glándulas salivales y la función principal del líquido que producen, la saliva, así como sus beneficios en el organismo.

¿Qué son las glándulas salivales?

Las glándulas salivales son glándulas exocrinas (su secreción se expulsa hacia el exterior del cuerpo) del sistema digestivo superior que se encargan de la producción de la saliva de la cavidad de la boca.

La saliva es necesaria para iniciar el proceso de digestión de la comida. También sirve para humedecer los alimentos y facilitar la masticación y la deglución de los mismos.

Las glándulas salivales se dividen en distintos tipos, las glándulas salivales mayores y las glándulas salivales menores.

Tipos de glándulas salivales

glandulas-salivales

Existen dos tipos de glándulas salivales, las mayores y las menores:

  • Glándulas salivales mayores: Estas glándulas actúan cuando estamos comiendo. A través de un proceso complejo se envía una señal eléctrica para estimular la secreción incluso antes de que la comida entre en la boca. Su función principal es preparar a la cavidad bucal para la entrada de alimentos. El objetivo principal de la saliva que segregan estas glándulas es descomponer los alimentos en partículas más pequeñas que faciliten la digestión.
  • Glándulas salivales menores: Este tipo de glándulas salivales son las que se encargan de la secreción constante de la saliva para que las mucosas estén lubricadas y los dientes queden recubiertos de saliva cuando no estamos ingiriendo alimentos.

Dentro del conjunto de glándulas mayores existen la glándula parótida, la glándula submaxilar y la glándula sublingual.

Glándula parótida:

Este tipo de glándula salival es una de las glándulas que tiene un mayor tamaño. Se encuentra en la celda parotídea, en la parte de atrás de la boca y en la zona anterolateral del cuello en relación directa con la rama ascendente de la mandíbula.

Es la que segrega una cantidad más grande de saliva (entre litro y litro y medio al día). Su secreción es, principalmente, serosa. Es la responsable de la infección viral común en los niños que provoca la inflamación de la glándula o parotiditis.

Glándula submaxilar:

Después de la glándula parótida, esta es la más grande de las glándulas mayores. Se encuentra en la zona inferior de la boca, muy relacionada con la rama horizontal de la mandíbula.

La principal diferencia con el líquido que segrega la glándula parótida es que este líquido es seromucinoso.

Glándula sublingual:

Se trata de la glándula más pequeña de los tres tipos de glándulas mayores. Se encuentra debajo de la mucosa que recubre la base de la lengua. En el surco alveolo-lingual.

El líquido que segrega esta glándula es de similares características al de la glándula submaxilar. No obstante, el volumen es menor debido a las reducidas dimensiones de la glándula sublingual.

Beneficios de las glándulas salivales

Los beneficios asociados a las glándulas salivales tienen que ver con los que aporta el líquido que producen, la saliva.

La saliva ofrece los siguientes beneficios al organismo:

  • Beneficios digestivos. La saliva ablanda la comida que ingerimos y facilita su masticación y su deglución. Además, produce distintas sustancias como la amilasa (enzima) que convierte los almidones (un tipo de azúcar) en maltosa y dextrina para que se empiecen a digerir.
  • Beneficios higiénicos. La saliva se encarga de limpiar la boca y de matar algunos gérmenes instalados en la cavidad oral, gracias a los anticuerpos que contiene. También contribuye a la protección de las encías y los dientes. Cuando no hay suficiente saliva, aumentan las caries y se tiene mal aliento.

Si crees que tienes algún problema con tus glándulas salivales, te recomendamos que pidas cita con tu odontólogo de confianza.

Recent Posts

Leave a Comment